Bloc

Cómo las redes sociales nos ayudan al posicionamiento SEO

Seguro que tienes una web y también perfiles en las redes sociales porque esto es lo que hace la mayoría de las marcas, pero seguramente no te has cuestionado si esta composición tiene una funcionalidad concreta. Te explicaré porqué la sincronicidad entre web y redes sociales tiene un papel crucial para mejorar tu posicionamiento SEO.

Has oído hablar del SEO y del SEM, pero quizás no te queda claro qué diferencia existe. Te lo explico de forma sencilla.

El SEO es el posicionamiento orgánico, el que busca influir de forma natural en los motores de búsqueda como Google, y sitúa nuestro sitio de manera innata en las primeras posiciones de los buscadores.

El SEM es el posicionamiento que se obtiene a través de sistemas patrocinados, pago de publicidad. Adwords es uno de los más usados (PPC, pago por click). Quien más paga por un término de búsqueda mejor posición tendrá en la página de los resultados. Si la palabra clave que queremos posicionar está muy ofertada podemos a llegar a pagar muchísimo por cada click.

De aquí la gran importancia que nuestro sitio pueda alcanzar las mejores posiciones en los buscadores sin tener que pagar por ello.

¿Cómo pueden ayudarte las redes sociales al posicionamiento SEO?

Desde las redes sociales publicamos contenido que muchas veces contienen enlaces hacia nuestra web. Con esta acción estamos enviando tráfico a nuestra página. Usuarios que van a navegar por ella, estarán un tiempo, quizás visitan otras secciones e incluso puede que compartan nuestro contenido. Este engranaje entre redes sociales y web nos genera una gran viralidad.

Una buena experiencia del usuario en nuestro sitio web Google lo valora de forma positiva, le da mucha importancia y nos premia mejorando nuestra posición en los buscadores.

Te voy a dar varios consejos si quieres que se produzca este flujo de forma harmónica y que Google te premie con el posicionamiento de tu marca:

Publica contenidos que tengan valor para el usuario.

La mayoría de las organizaciones sólo se ocupan de publicar contenidos en los que explican quiénes son, el crecimiento que están experimentando, si realizan alianzas o fusiones… Este tipo de contenido no resuelve ningún problema al usuario, así que ni lo va a leer ni lo va a compartir.

Es un gran error que comenten las marcas.

Hay que aplicar la regla de Pareto: 80% de contenido de valor para el usuario y el 20% de contenido de tipo corporativo o enfocado a la venta. No te dé miedo ni pienses que estás perdiendo tiempo, está demostrado que funciona: si das recibes.

Titula de forma adecuada el artículo.

El titular es decisivo a la hora de que el usuario determine si va a continuar con la lectura o la va a abandonar. Dedica el mismo tiempo a crear el contenido como en escoger el título del mismo. Te lo juegas todo en el titular.

Utiliza palabras claves en el texto.

Las palabras clave son las que usará el usuario cuando quiera realizar una búsqueda a través de Google. Así que es importante que tu artículo las utilice de forma recurrente. Pero no te obsesiones con ello, si las utilizas de forma forzada seguramente no conseguirás un texto alineado y no te funcionará. Utilízalas de forma natural, que se ajusten tanto en tus publicaciones, titulares y redes sociales.

Difunde tu contenido a través de las redes sociales.

Sólo publicando en el blog difícilmente vamos a conseguir que lean nuestro artículo. Las redes sociales se convierten en nuestra la lanzadera para enviar a los usuarios a nuestro sitio web. Una vez esté allí, será mucho más fácil que el usuario indague por otras páginas para conocernos mejor.

 

Ahora ya sabes de qué manera puedes conseguir que tu sitio esté en los primeros sitios en los buscadores sin tener que invertir en campañas de publicidad como Adwords.

Espero que te haya servido para entender un poco más el mundo online y el papel que juega cada una de las herramientas que estamos usamos en él.

 

Montse Sansó - Consultora en marketing y comunicación
«Tornar